lab

Profesionalizar la gestión de prácticas

Tener que cambiar de responsable de prácticas cada vez que hay cambios en el equipo rectoral afecta negativamente a nuestros estudiantes ya que la mayor parte de los contactos para prácticas se establecen a nivel personal y son difíciles de mantener una vez que hay cambio de responsable. Los responsables de prácticas deben ser PAS especializado, haciéndose extensivo a los centros, de manera que en la gestión de las prácticas el equipo de los centros contará con este apoyo; y el coordinador PDI actuaría como mediador a la hora de buscar tutores académicos, y dinamizador de las tareas relacionadas con la gestión académica de las actas de las prácticas curriculares.

Tenemos que concebir las prácticas como un proceso de adquisición de competencias profesionales para un puesto de trabajo concreto (empresas que se dedican a lo mismo tienen estructuras diferentes y competencias también diferentes), se trata de formar a la persona en la cultura organizativa en esa empresa: sistematizándolo

  • Perfil Estudiante (actitudes y aptitudes)
  • Empresa (estudio de necesidades y tipo de perfil).

Es imprescindible un tutor/a con cierta implicación

  • Formación recibida (programación)

Es necesario conocer las necesidades de la empresa, plasmar esas necesidades en funciones y pasarlas a tareas concretas, e instrumentalizarlo en un “diario de campo/hoja de registro” donde vaya “ticando” las tareas que realiza y grado de consecución (niveles de dificultad). Todo esto facilita la acreditación final (para el alumnado) con las funciones desarrolladas en la empresa, a la vez que se controlan las tareas realizadas durante el proceso de prácticas.

COMPARTE ESTA PUBLICACIÓN

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email